Suiza prohíbe las prendas que oculten el rostro de las musulmanas

El referéndum convocado en Suiza el 7 de marzo dice “no al velo que cubre todo el rostro”. Algunos políticos están preocupados por una prenda que apenas utilizan las musulmanas. Se trata del “burka”, la prenda que cubre el rostro a las poquísimas mujeres que deciden llevarlo. Este es un tema totalmente anecdótico entre los musulmanes, aunque de máximo interés para los partidos que impulsaron esta iniciativa. Es una medida intrascendente para detener “el islam radical”, aunque rentable en términos políticos. Esta iniciativa se suma a otras-como la Ley Paty en Francia-donde los musulmanes son el objetivo prioritario. En realidad, ¿Quiénes tienen un problema de identidad aquí? ¿Es preciso señalar a la comunidad musulmana para definir el pedigrí de partidos políticos y el de sus votantes?

Así recoge la noticia swiss info: https://www.swissinfo.ch/spa/deplora-la-onu-prohibici%C3%B3n-suiza-del-burka/46434442

Las Naciones Unidas califican de “discriminatoria” y “lamentable” la votación realizada el domingo 07.03 en Suiza y mediante la cual la ciudadanía aceptó una propuesta de la derecha que prohíbe cubrirse el rostro, la denominada “iniciativa antiburka”

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) subrayó que la campaña política previa a la votación del domingo se caracterizó por la xenofobia disfrazada de emancipación de las mujeres.

“Las vagas justificaciones sobre el hecho de que cubrirse el rostro sería una amenaza para la seguridad, la salud o los derechos de los demás no pueden considerarse una razón legítima para una restricción tan invasiva de las libertades fundamentales”, dijo el ACNUDH en un comunicado.

Añadió que “a raíz de una campaña de publicidad política con un fuerte trasfondo xenófobo, Suiza se une al pequeño número de países donde la discriminación activa contra las mujeres musulmanas ahora está sancionada por la ley”, lo cual es “profundamente lamentable”.

Suiza se ha sumado a otros cinco países europeos, incluidos los vecinos Francia y Austria, que ya han prohibido este tipo de prendas en público.

“No se debe obligar a las mujeres a cubrirse la cara. Pero, al mismo tiempo, la prohibición legal de cubrirse la cara restringirá indebidamente la libertad de las mujeres para manifestar su religión o creencias y tiene un impacto más amplio en sus derechos humanos”, enfatizo la ACNUDH.

Por su parte, la Asociación de Organizaciones Islámicas en Suiza ha manifestado su “decepción” con el resultado de la votación. Su titular, Muris Begovic, declaró a la cadena pública suiza SRF que la entidad respetaría el resultado, pero advirtió del aumento del racismo antimusulmán.

Las críticas a la prohibición por parte de políticos y medios de comunicación en los países musulmanes parecen haber sido moderadas.

Artículos recomendados