Los beneficios del consumo de productos Halal

Millones de musulmanes en el mundo consumen los productos halal. Cada vez más empresas se fijan en este enorme mercado relacionado con el modo de sacrificar animales, el vestido, las bebidas, los fármacos, cosméticos, ocio y tiempo libre. El halal en realidad lo abarca todo en la vida de los musulmanes. El objetivo no es establecer un corsé en la vida de los creyentes, sino todo lo contrario: tener la certeza de que se vive de acuerdo a una ética y moral beneficiosa para los creyentes y el ambiente que lo rodea.

Desde FEME deseamos potenciar el sector en colaboración con las certificadoras del país. Creemos que es una oportunidad única para dar a conocer a la sociedad española los beneficios de este tipo de productos en todos los ámbitos de la vida.

Estos son los beneficios si los productos siguen un proceso halal

  1. Más seguro
    En la comida Halal, se pone gran énfasis en la seguridad e higiene de los alimentos. Esto significa que también hay una tasa de incidencia más baja cuando se trata de contaminación de alimentos. Los animales en granjas Halal se crían de manera diferente ya que los ganaderos Halal deben cumplir con las reglas y regulaciones establecidas por su religión.
    Los animales deben ser bien tratados y alimentados con alimentos saludables y limpios, y se evita el uso de antibióticos y químicos que utilizan muchas otras granjas con fines de lucro.
    Además, los musulmanes que preparan la comida también están sujetos a las mismas regulaciones Halal, por lo que se espera que entreguen alimentos que cumplan con los más altos estándares de higiene y limpieza.
  2. Más ético
    No está permitido sacrificar a un animal que está enfermo, por lo que los animales se mantienen en condiciones naturales y limpias para apoyar un crecimiento libre de enfermedades. A los animales se les trata bien y muchas personas también creen que el sacrificio Halal es humano y les causa menos nerviosismo y dolor en comparación con las técnicas agrícolas modernas.
  3. Menos propenso a la contaminación de la carne
    El sacrificio islámico insiste en que la sangre se drena por completo, lo que produce una carne más sana y fresca libre de contaminación causada por el crecimiento de bacterias. Además, la carne se salva de las toxinas del miedo, que causan ansiedad en los humanos, ya que este método de matanza es rápido y los más indoloro posible. Por lo tanto, esto produce una carne más limpia y saludable tanto para el cuerpo como para la mente.
  4. Mejora el metabolismo
    Es un requisito básico de un musulmán cuidar lo mejor posible su propio cuerpo y alma. Una de las formas fundamentales de hacerlo es asegurando que los alimentos que se consumen sean saludables y de buena calidad.
  5. La carne halal es más sabrosa
    La sangre en la carne la hace más susceptible a la corrupción. La carne halal no solo es más saludable, también es más tierna y sabe mejor porque se mantiene fresca por más tiempo, debido a la ausencia de sangre, lo que la hace resistente a las bacterias.

Artículos recomendados