La alianza de Europa y (todo) el Mediterráneo

Este 28 de noviembre se cumplen 25 años de la primera Cumbre Euromediterránea, celebrada de Barcelona, que lanzó un amplio programa de cooperación, promovido por España, entre la Unión Europea y los 12 países del sur y del este del Mediterráneo. Fue el inicio del Partenariado Euromediterráneo, también conocido como Proceso de Barcelona, cuya meta era convertir la región mediterránea en un espacio común de paz, estabilidad, prosperidad y de seguridad, intensificando el diálogo político e instaurando un área de cooperación económica y financiera, así como una asociación social y cultural.

Un cuarto de siglo y varias denominaciones después, el reto sigue ahí. Un repaso al archivo de nuestras revistas –Política Exterior y en especial Afkar/Ideas, que coeditamos con el Instituto Europeo del Mediterráneo (IEMed), con ediciones en español y francés– sirve para darse cuenta de los altibajos que han sufrido las relaciones euromediterráneas, pero sobre todo para comprender la necesidad de colaboración. De hecho, Afkar/Ideas nace en 2003 con esa meta: levantar un puente cultural que acercase ambas orillas del Mediterráneo. Y también para reivindicar un espacio común, el euromediterráneo, capaz de medirse y de competir con las grandes regiones –el Atlántico, el Pacífico– que vertebran y vertebrarán el mundo en el siglo XXI.

Fuente: Política Exterior

Artículos recomendados