Una versión del libro de Saint-Exupéry y una gramática rescatan el romance andalusí

Elli Amirellu. Casi nadie reconocerá ya en esas palabras el título de El Principito, pero si se hubieran pronunciado en la época de la Córdoba califal la mayoría de los habitantes de la Península no habrían tenido problema alguno en entenderlo. Ese ha sido el propósito del gaditano Pablo Sánchez Domínguez al abordar la traducción al romance andalusí de la famosa novela de Antoine de Saint-Exupéry.

El autor la ha publicado este mes en la editorial alemana Tintenfass. Es su segunda obra de este año, junto a la primera gramática (Origen y gramática del romance andalusí, Almuzara) de un idioma que se habló desde el Algarve a Cataluña hasta que quedó barrido por el prestigio creciente del árabe, la lengua culta, la del poder y la administración de Al-Ándalus.

Lee más: https://elpais.com/politica/2020/09/13/sepa_usted/1599989640_254136.amp.html?__twitter_impression=true

Artículos recomendados